Skip to content

Integrity “The Blackest curse” cd/lp

marzo 22, 2011

En un estilo tan denostado muchas veces (y con razón bastantes) como es el hardcore/metal y casi siempre tan falto de originalidad tienen que volver unos de los pioneros (Más de veinte años ya en activo, aunque con constantes cambios de formación) para sacar el mejor disco del género del año, y si me apuráis, de la década. Su último trabajo en largo, “to die for”, data ya del 2002, y también salió con Deathwish Rcs. Este Blackest Curse ha sido grabado a caballo entre Bélgica y Cleveland, supongo que en Bélgica grabó Dwid Hellion las voces y el resto la banda en los USA… Diez putos temas, diez putas bombas. Desde la inicial “Process of illumination”, con la que marcan la línea que va a seguir el album entero: Hardcore y metal aplastante, velocidad, partes lentas y asfixiantes, incluso depresivas, solos apocalípticos, temas de una media de tres minutos… hasta los ocho minutos de tortura agónica de “Before the world was young”, con un inicio y un final acústicos… o los seis de “Invocation of the eternally coiling serpent”, posiblemente la mejor del disco, o los poco más de minuto y medio de “Take hold of forever”, el tema más corto y con el que cierran el cd. Integrity en estado puro. Con las referencias, palpables, de siempre: GISM, Septic Death, Celtic Frost, Slayer… Y cuando digo Slayer no me refiero a lo que hacen multitud de bandas, estos es, copiar unos riffs, alternarlos con unos breakdowns y venga, un tema. No, me refiero a que, según el tema, se puede apreciar algún matiz, algún toque, de Kerry King y compañia. Pocas bandas, y seguro que dentro del hardcore ninguna, logran crear una atmósfera tan densa y profunda, logrando una cohesión tanto musical y lírica como de estética y diseño del propio disco… Diseño que que en este caso a mí no me gusta para nada, sí la portada, una foto con el logo de la banda serigrafiado de manera casi inapreciable, pero no el libreto, en el que además de los créditos y las letras se incluyen unas veinte páginas de lo que Dwid Hellion llama “Spirit photography” y que para mi son solo unas fotos (malas) en las que salen sombras y poco más. No me gusta, pero si me parece que cumple a la perfección el efecto deseado.

No es su mejor trabajo, sin duda, pero si que casi está a la altura, por ejemplo, del “System Overload” (Victory Records, 1995) o “Those who fear tomorrow” (Overkill Records, 1991), y supera con creces al “To die for”, que, todo  hay que decir, ya era per se un discazo.

Ah, se me olvidaba: la edición en vinilo esta disponible en varios colores, gris, transparente, blanco y rojo.

http://www.deathwishinc.com/

http://www.dwidhellion.com/

http://www.myspace.com/integrity

http://www.holyterror.com/

http://integrity.shopshogun.com

From → reseñas

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: